Javier y Eduardo.jpg

Javier Schütte Ricaud y Eduardo Delsol Gojon, cada uno con su propia trayectoria también en otras ramas del Derecho, se consolidaron como abogados penalistas bajo la dirección y las enseñanzas de Gonzalo Aguilar Zinser, quien confió en ellos dejando a su directo cargo la atención de los diversos asuntos del Despacho. Tras la irreparable pérdida de Gonzalo, en 2018 fundaron Schütte y Delsol Gojon Abogados. Muchos fueron los obstáculos durante la transición del hasta entonces Bufete Aguilar Zinser, pero mayor fue la confianza, el cariño, el apoyo y el trabajo en equipo, logrando con ello materializar la voluntad de continuar el legado.